7 Consejos para Recuperar el Control de tus Finanzas Personales

Recuperar el control de tus finanzas personales puede ser muy sencillo siguiendo los tips que te damos justo aquí.

 

Tener el control de tus finanzas personales termina por definir muchos aspectos de tu vida, incluyendo el estatus social que tienes o quieres alcanzar. Organizar de mejor forma tus gastos traerá beneficios significativos a tu vida, por ejemplo te puedo ayudar a fomentar el hábito del ahorro y a evitar en gran medida los gastos hormiga.

Cuidar de tus finanzas personales debe de convertirse en un plan de vida, puesto que puede abrirte puertas a nuevos horizontes incluyendo diversas oportunidades que te den apertura a la inversión.

Durante nuestra formación educativa, se nos enseña a leer, sumar y restar como principios básicos de la educación, bajo el objetivo de poder establecer un sistema de comunicación que nos permita interactuar con la sociedad. Sin embargo, se olvidan de un elemento fundamental, que de ser aplicado, podría cambiar la perspectiva de vida de todas las personas; nos referimos a la educación financiera.

 

7 Consejos Para Recuperar el Control de Tus Finanzas Personales

Recupera el control de tus finanzas personales.

 

Si quieres dejar atrás ese sentimiento de culpa cada que compras algo, entonces es momento de que reflexiones y modifiques tus hábitos de consumo y empieces por definir cuáles son tus necesidades y qué son lujos. Si eres de las personas que antes de dormir piensa en sus deudas y constantemente se pregunta:

¿Cómo puedes recuperar el control de tus finanzas personales?

Seguramente este artículo te será de mucha utilidad. Aquí algunos consejos para recuperar el control de tus finanzas personales.

 

Consejos sobre cómo recuperar el control de tus finanzas personales

1.- Control de gastos

Antes de diseñar un plan estratégico que te motive a organizar de mejor forma el control de tus finanzas personales, genera un control de tus gastos fijos, esto te ayudará a saber cuánto dinero libre para planificar un mejor uso de él.

 

2.- Paga tus deudas

Tener deudas es una de las preocupaciones más recurrentes, no hay momento en el que no forman parte de tus pensamientos. No importa en qué estés pensando, siempre terminas por formularte la misma pregunta: ¿cómo puedo pagar mis deudas?

Una de las opciones más viables para liquidar tus pendientes económicos es solicitar un préstamo o vender parte de tus bienes, sin embargo, recuerda que son varios los factores que debes de considerar antes de solicitar un préstamo, dentro de los cuales destaca considerar hacer un análisis de tus cuentas para saber de cuánto capital dispones y en vez de ayudarte a salir de tus deudas, esta opción se convierta en una carga más.

Si tu primera opción es acudir a solicitar un préstamo al banco, mejor piénsalo dos veces. Actualmente las tasas de interés que manejan la mayoría de los bancos son muy elevadas, así que te recomendamos buscar otras opciones que sean más amigables para tu economía.

 

3.- Ahorra

Uno de los mejores hábitos financieros es el ahorro, costumbre que muy pocas personas llevan a cabo.

Aprender a planificar tu propio sistema de ahorro resulta ser una mejor estrategia que esperar a contar el dinero que te sobra para después guardarlo. Así sean $5.00 o $10.00, haz el esfuerzo por sembrar en tu persona el hábito del ahorro.

 

4.- Evita hacer compras innecesarias

Muchas veces te das el lujo de gastar en cosas que son realmente innecesarias y puede que no te des cuenta de lo que esto puede llegar afectar el equilibrio de tu economía. ¿Qué puedes hacer para evitar estos gastos? Sabemos que para muchos es difícil aguantarse las ganas de comprar productos que son de su agrado.

Pero antes de echarlo al carro de las compras, piensa que todo esfuerzo vale la pena y el tuyo es aún mayor porque estás educando tus ansias de comprar todo lo que encuentres a tu paso.

Seamos honestos la mayoría de las cosas que más gasto generan son las que menos tienen una utilidad en la vida cotidiana, así que puedes aprender a prescindir de estos lujos sin que ello te genere algún problema de vida.

 

5.- Gastos hormiga

Si en verdad estás interesado en comenzar tu educación financiera y con ello mejorar tus finanzas personales, es primordial que le pongas stop a tus gastos hormiga.

Pero, ¿cuáles son los gastos hormiga? Son esos pequeños gastos diarios que realizas sin previo análisis de tu capital y que al final del día, por más pequeños que parezcan, afectan más de lo que crees tus finanzas.

Olvídate de gastar en snacks bajo el plan de aligerar tu vida en la oficina, deja de comprar cacahuates, papas, golosinas, gaseosas o cualquier otro comida chatarra que además de afectar tu cartera, perjudique tu salud y te genere ansiedad; procura llevar cosas preparadas desde casa, así evitarás gastar en comida y café.

 

Cómo Evitar Gastos Hormiga Con 3 Sencillos Tips

Gastos hormiga.

 

6.- Aplica la regla 9080

Si en verdad estás decidido a mejorar tus finanzas personales, esta regla te será de mucha utilidad. Expliquemos por qué se llama regla 9080 y en que consiste.

 

¿Por qué se llama regla 9080?

Se llama regla 9080 porque serás tú quien decida si destinas el 90 o el 80% de tus ingresos a tus gastos diarios e incluso puedes ir alternando la cantidad mes con mes según tus necesidades. Su lógica es muy simple, ya que se basa en invertir el 90% de tus ingresos para vivir.

Es probable que al inicio resulte algo complicado, ya que seguramente estás acostumbrado a hacer uso de tus ingresos al 100% pero sólo será durante un tiempo determinado. Piensa que después podrás hacer uso de tus ahorros e invertirlos en el lanzamiento de algún negocio.

Emprender te proporcionará una mejor calidad de vida además de desarrollar ciertas habilidades que te darán apertura a nuevas  oportunidades profesionales.

 

7.- Prescinde de las tarjetas de crédito

Una de las razones por las cuales tienes una mala organización en tus finanzas personales es por el mal uso que tienes sobre las tarjetas de crédito. Estas son algunas de las principales acciones que complican que logres conseguir la estabilidad económica en tu vida.

 

Mal uso de la tarjeta de crédito

  • No pagas tu plástico en las fechas establecidas

Es probable que en ocasiones no tengas para pagar la mensualidad de tu tarjeta de crédito aunque no deberías, ya que es un gasto fijo. Justo es bajo esta perspectiva que surge la pregunta: ¿por qué no consideras tus gastos fijos con antelación? Este es el ejemplo más claro de una mala organización financiera.

 

  • Sacas efectivo de la tarjeta de crédito

Ten presente que tener una tarjeta de crédito no significa que tengas dinero extra a tus ingresos. No, ese dinero no te pertenece, sólo es un préstamo con caducidad de un mes.

 

  • Compras a crédito

Cuando compras a crédito estás consciente que durante los próximos meses estarás endeudado, es decir, estás comprometiendo tu flujo de efectivo. Este es el peor error que puedes cometer, en primer lugar, no sabes cómo será tu situación financiera en unos meses, y en segundo, te estás comprometiendo por cosas que la mayoría de las veces suelen ser innecesarias.

 

  • No revisar tu estado de cuenta

Es sorprendente como las personas que manejan tarjetas de crédito no se toman la molesta de revisar su estado de cuenta cada mes. Aunque parezca increíble, no se enteran si les están cobrando artículos que ellos nunca adquirieron, si la tasa de interés es la correcta o si los pagos que realizaron a la tarjeta entraron de forma correcta.

 

  • Pagas sólo lo mínimo

Esta acción te convierte en un verdadero esclavo de la tarjeta. Si pagas el mínimo de tu cuenta total y sigues utilizando la tarjeta, nunca y créeme cuando decimos que nunca, terminarás por liquidar la cuenta.

 

  • Utilizas tu tarjeta para pagar otro plástico

Este es uno de los hábitos más graves que puedas cometer. Recuerda que las tarjetas de crédito se manejan a través de tasas de interés y no será el mimo interés para ambas tarjetas, así que elimina esta idea de tu cabeza porque terminarás por ahogarte en pagos pendientes con ambos plásticos.

 

Usar tarjetas de crédito.

 

Conclusión

Hasta ahora hemos aprendido que no es recomendable seguir fomentando malos hábitos financieros, tales como gastos innecesarios, mal uso de las tarjetas de crédito y la adquisición de deudas que te dejen en la ruina.

También hemos revisado algunos consejos que puedes aplicar para mejorar el control de tus finanzas personales, los cuales esperamos te sean de utilidad.

Pero sobre cualquier cosa, lo que más nos interesa es que comiences a incentivar el hábito de la educación financiera en tu persona. Sabemos que no es una tarea fácil, pero debes de poner máximo empeño en ello; ten en mente que si quieres mejorar tu nivel de vida, primero tienes que trabajar la perspectiva que tienes sobre el dinero.

 

Nos interesa tu opinión

  • ¿Te ha sido de ayuda la información sobre cómo recuperar el control de tus finanzas personales?
  • ¿Te han quedado claro todo acerca de cómo recuperar el control de tus finanzas personales?
  • ¿Necesitas financiamiento inmediato?
  • Comunícate con nosotros o déjanos tu número y te ayudaremos a conseguirlo.

 

métodos de ahorro

Deja un comentario