Cómo Hacer un Presupuesto para Vivir por tu Cuenta

Si te has preguntado ¿cómo hacer un presupuesto para vivir por tu cuenta? Sigue leyendo para emplearlo y llegar a tu total independencia.

 

Existe un momento en nuestras vidas en el cual deseamos independizarnos y para esto debemos cuestionarnos sobre ¿cómo hacer un presupuesto para vivir por tu cuenta?

Felicidades, si tienes esta inquietud ya estás dando un paso importante en tu vida. Y si crees que ha llegado el tiempo de hacerlo, es muy probable que estés en lo cierto. La verdad que es fabuloso ser independientes y construir nuestro espacio.

Por consiguiente, no debes dejar pasar el preguntarte de ¿cómo hacer un presupuesto para vivir por tu cuenta?, ya que debes considerar aspectos básicos desde la limpieza, renta, víveres, seguridad, etc.

Y si tu presupuesto en este momento no te alcanza, pero deseas tener tu espacio, puedes encontrar la solución inmediata en Prendamovil, lo único que debes hacer es contactarnos. Permítete llegar a tus objetivos y llena tu espacio y tu vida de satisfacciones.

 

Cómo hacer un presupuesto para vivir por tu cuenta

 

1. Lo primero a considerar

Es tu ingreso mensual ya que determinaras los gastos actuales. Con base a esto considerarás el tipo de alquiler y servicios que deseas tener. Así que debes de tener en cuenta esta pregunta ¿cómo hacer un presupuesto para vivir por tu cuenta?

Haz siempre las cuentas necesarias para que consideres los gastos fijos. Estos son llamados así porque mensualmente deberás apartar cierta cantidad de dinero para poder sobrevivir a tu independencia.

Deberás rentar una casa o departamento que se adecué a tu presupuesto inicial. Recuerda que el 99% de los casos tendrás que pagar un depósito inicial que debes estimar, así que olvida los lujos. Según expertos el monto que pagues de renta no deberá superar el 25% de tu sueldo.

Después llegarán a ti los recibos de agua, luz, gas, teléfono; eventualmente será la despensa, el sistema de cable e Internet por comenzar una pequeña lista. Te recomiendo que registres en una hoja de cálculo estos gastos y que mantengas un presupuesto mensual. Esto te ayudará a que puedas ver lo que son tus gastos reales para que vivas por tu cuenta.

Recuerda, el pago de las facturas por los servicios que tienes es común que se nos olviden. Puedes llevar un calendario en casa o en tu celular. Así que considera este paso tan importante para realizar el presupuesto para vivir por tu cuenta.

 

2. Si vas a rentar, esto es lo que debes saber.

De acuerdo con tu presupuesto, deberás analizar si tienes la capacidad económica para adquirir este compromiso.

Si decides rentar, se establecerá un contrato donde se especifiquen los días de pagos, condición actual de la vivienda y duración del contrato. La mayoría te pedirá un depósito en garantía y aval que tenga una propiedad.

Una buena ubicación te será de vital ayuda. Vivir muy lejos de tus actividades es cosa de valientes y si tu ubicación es cercana a tu lugar de trabajo o estudios puedes ahorrar parte del gasto de transporte y hasta alimentos fuera de casa. Tal vez tu bicicleta, el transporte público o una agradable caminata te serán más que suficientes para llegar a tu destino.

La seguridad también es importante, analiza tu nueva colonia, procura conocer a tus vecinos y ten una lista con números de emergencia accesibles en cualquier momento. Debes cuidarte a ti mismo, ubica las unidades médicas y farmacias, revisa tus puertas, ventanas e intenta tener cuidado todo el tiempo.

Y lo más importante, date el tiempo de buscar la opinión que se ajuste a tu bolsillo y a tus gustos. Sin dejar de lado el ¿cómo hacer un presupuesto para vivir por tu cuenta?

 

Cómo Hacer un Presupuesto para Vivir por tu Cuenta

 

3. El antes, durante y después de mudarte.

Antes de mudarte, considera las medidas exactas del lugar por si compras muebles. Cuida de que todo entre por la puerta o ventana y contrata todos los servicios básicos que vayas a necesitar.

Durante, pide el cambio de cerradura, fumiga, limpia a fondo, desempaca y decora.

Después, cambia de domicilio todos tus estados de cuenta y demás cuestiones de correo. Explora la colonia, verifica donde están los supermercados, hospitales y otros servicios.

 

4. Considera todo lo que necesitarás para tu nuevo hogar.

Vivir solo es una experiencia única, con situaciones imprevistas divertidas y de total aprendizaje que te llevarán a altas y bajas. Por eso es indispensable que estés atento al ¿cómo hacer un presupuesto para vivir por tu cuenta?

Pero, ¿que es lo primero que necesito para mi hogar? Un refrigerador entre la lista de objetos indispensables, la licuadora es básica y no puedes olvidar los platos, sartenes, cubiertos, etc.; no querrás comer con la mano, ¿verdad? Tu cama debe de ser cómoda para que descanses bien y así rendirás durante el día, algunos comienzan con un colchón en el suelo.

No te olvides de los accesorios para el baño, artículos para la limpieza y ropa.

¿Qué puedes omitir por un tiempo? Hay ciertos lujos que no son necesarios al principio, como la televisión o algunos muebles como tener una linda sala o muchas sillas que no son vitales para sobrevivir, estos llegarán a medida que el tiempo pasa y la estabilidad que tengas.

También puedes ir comprando cosas de segunda mano y así ahorrarás mucho dinero, hasta encontrar lo que buscas. Improvisa reciclando materiales, ya sea para hacer una silla o mesa, puedes hacer tu entorno autosustentable, está de moda.

 

¿cómo hacer un presupuesto para vivir por tu cuenta?

 

5. Lo que vas a pagar de servicios.

Es importante el presupuesto que destinarás para los servicios públicos, ya que estos te permiten vivir con cierta comodidad. Éstos te sirven para cocinar, bañarte con agua caliente, te mantienen entretenido y en contacto con tu familia y amigos.

La electricidad es necesaria para la mayoría de los aparatos electrodomésticos y que te funcionen de la mejor manera. El agua es un servicio básico y es necesario pagar nuestra factura mensual o trimestral. El gas, es un servicio costoso pero que indudablemente utilizamos, para cocinar, bañarnos, etc. La comunicación es un servicio público que incluye teléfono, televisión por cable y/o internet.

Así que ten claras tus cuentas y no descartes la posibilidad de ¿cómo hacer un presupuesto para vivir por tu cuenta?, ya que es necesario en nuestro hogar y es un pago que tendrás que hacer mensual.

 

6. Así debe estar distribuido tu presupuesto.

Ya que nos estamos organizando, es preciso registrar nuestros gastos diarios, en una hoja de Excel. A fin de llegar a final del mes sin agobios, siempre basándonos en nuestro un presupuesto mensual.

 

Al ahorro (10%)

Es de suma importancia que consideres tu ahorro en la división de los ingresos. Es necesario cambiar el “chip” de que el ahorro es aquello que nos sobra una vez que pagamos todos nuestros compromisos. No olvides destinar una parte al ahorro, los expertos mencionan que debe ir del 25% – 30% de tu ingreso mensual.

 

Pagar la hipoteca o la renta (30%)

Al momento de decidir si vas a comprar o rentar un departamento o casa, considera de tus ingresos una tercera parte que se destine a este, de esta manera podrás saber qué vivienda está al alcance de tu presupuesto antes de tomar una decisión. Incluye en este gasto en el pago de los servicios y mantenimiento del mismo.

 

Alimentación (16%)

Considerada tanto la comida del día a día como la de los fines de semana. Por eso es importante que calcules y encuentres maneras de ahorrar. Es común observar que al inicio de la quincena los restaurantes están llenos y para fin de mes todo mundo opta por los puestos callejeros, ¡que no te pase! Adminístrate para que no llegue el día en que te quedes sin comer.

 

Transporte (13%)

Ya sea que pagues transporte público o la mensualidad de tu vehículo nuevo con todo y gasolina, destina en este rubro los gastos que resuelvan tu tema de movilidad.

 

Pagar tus deudas (10%)

Considera los productos de crédito como tarjetas de crédito bancarias o departamentales, así como créditos de nómina, personales o familiares. Lo ideal es que esta cifra pueda estar en su nivel mínimo, de lo contrario terminas en situaciones donde tus pagos mensuales son superiores a lo que percibes de ingreso.

 

Seguros y previsión (10%)

El rubro de la previsión es obligado en la división de tus ingresos. Contrata algún seguro de vida, de gastos médicos, un plan de gastos funerarios. Existen muchas opciones en el mercado y de diferentes precios que pueden ayudarte a estar preparado ante una emergencia financiera y así evitar un desfalco.

 

Vestido y cuidado personal (7%)

Una parte especial de tu presupuesto debes dedicarlo para comprar ropa, incluye el corte de pelo, manicure o cosméticos así como los zapatos y ropa para estrenar. No destines dinero de más y compra inteligentemente para vestir presentable de acuerdo con tu nivel de ingreso.

 

Entretenimiento (4%)

No tiene nada de malo divertirse, salir con los amigos, ir al cine, salir de fiesta o incluso darse algún gusto especial, lo importante es mesurar este gasto para no descobijar otros más importantes. Determina prioridades, establece objetivos y organízate para llevar un mejor manejo de tu ingreso y con ello garantizar un mejor futuro.

 

7. Gastos hormiga

¿Alguna vez te has puesto a contabilizar esos pequeños gastos que haces diariamente (un café, taxis, una ida a cine, o algún otro tipo de actividad) y que no están presupuestados? Los gastos hormiga son esos pesos de más que no están presupuestados y que se van diariamente sin control alguno.

Estos consumos diarios pasan desapercibidos, parecieran no afectar tus finanzas, pero es todo lo contrario, sobre todo en periodos de tiempo largos (mensual, trimestral, semestral…). Te darás cuenta que el gasto representa una suma considerable de dinero que puede destinarse al cumplimiento de una meta u obligación o al ahorro.

Para identificarlos, es necesario hacer un registro detallado de cada una de las salidas de dinero, es decir, anotar cada gasto –por pequeño que sea- que tienes en el día. Cumplido el mes, analiza los consumos, determina cuáles son necesarios para tu vida y cuáles se pueden suprimir y destina este dinero para ahorrar, invertir, o cumplir un objetivo en específico.

Antes de consumir un producto o servicio, pregúntate si realmente lo necesitas y si el dinero que tienes es suficiente para cubrir el pago sin sacrificar rubros más importantes. De esta manera, no te verás alcanzado por las deudas y los ingresos mensuales serán suficientes para cumplir con tus gastos fijos y variables.

Recuerda que los buenos hábitos financieros te dan la posibilidad de aterrizar tus sueños, cumplir lo que te propones y pensar en el futuro.

 

8. Decorar sin sacrificar

Considero que cuestionarnos ¿cómo hacer un presupuesto para vivir por tu cuenta? nos da la capacidad para presupuestar a consciencia en lo que deseamos invertir.

Es esta caso, nuestra decoración suena a limitar, pero en realidad significa planear. Un presupuesto se lee como algo complicado, como un enorme trámite en el cual debes hacer una lista de lo que necesitas. Decorar basados en un presupuesto es una actividad que honestamente muy pocos hacemos pero que deberíamos comenzar a practicar más.

Tener un presupuesto te ayudará, de hecho casi te obligará, a tomar decisiones más pensadas y muchas veces mejores, además que hacerlo significa un alivio para el bolsillo y podrás evitar comprar cosas que terminarán guardadas en su caja por siglos. Opten una decoración para tu hogar,y consigue diseños y espacios increíbles.

Pero no temas si tu presupuesto no te alcanza, con Prendamovil puedes encontrar la solución inmediata solo contactarnos y nos comunicamos contigo. Podrás tener los espacios con la decoración que siempre quisiste, sin sacrificar el bienestar de tu bolsillo. ¡Toma nota!

 

Cómo hacer un presupuesto para vivir por tu cuenta

 

Conclusión

Mamá ya no estará ahí en cada momento ¡ahora serás tú quien cocinará, limpiará los platos, y por supuesto, lavará la ropa! Los vasos sucios en el fregadero y los pantalones enlodados en el cesto no desaparecerán solos, alguien los tiene que lavar y siempre serás tú.

La adaptación a nuevas circunstancias es parte de la vida y veras que el cuestionarte ¿cómo hacer un presupuesto para vivir por tu cuenta? no ha sido en vano, ya que vivirás nuevas experiencias que te harán crecer y valorar todo lo que has aprendido de tus padres y seres queridos.

No te olvides que Prendamovil es una institución financiera que te ayudará a hacer tu sueño de vivir por tu cuenta. Lo único que debes de hacer es contactarnos y nosotros nos comunicaremos contigo de forma inmediata.

Recuerda que la madurez depende de tu control, de que la perseverancia y enfoque. ¡Créeme, lo disfrutarás al máximo!

 

Nos interesa tu opinión

  • ¿Qué piensas de Cómo hacer un presupuesto para vivir por tu cuenta ?
  • ¿Cuál crees que es el mayor problema financiero para independizarte?
  • ¿Necesitas financiamiento para solventar tu independencia?
  • Comunícate con nosotros y cumple con tu sueño de independencia con Prendamovil.

 

cómo puedo invertir mi dinero

Deja un comentario