¿Qué Sucedió con FAW? La Marca China que Nunca Conquistó México

A muchos nos gustaría saber ¿qué sucedió con FAW? Por ello, hoy hablaremos de los pasos de la marca china en México.

 

Cuando recién llegó a México, la marca FAW prometía muchas cosas a las mexicanos, entre ellas, destacaba el hecho de tener autos de muy buena calidad al alcance del bolsillo. Los autos FAW estaban a la venta gracias a un convenio con Grupo Salinas mediante créditos automotrices adaptados a la economía de un mexicano promedio.

Pero ¿qué sucedió con FAW?

En 2007 se firmó el acuerdo entre Grupo Salinas y FAW, del cual surgió la sociedad GS Motors y cuyo objetivo era construir una planta en Michoacán, México; sin embargo, la falta de demanda de estos vehículos cambiaría los el rumbo de todo.

 

¿qué sucedió con FAW?

La marca china que no conquistó México.

 

Carros FAW: la historia

Pero ¿de dónde viene FAW? y ¿por qué Grupo Salinas creyó que sería una buena idea realizar una alianza comercial? Todo se remonta a la historia de los autos FAW de la que a continuación hablaremos.

FAW que es la abreviatura de First Auto Works, se fundó en 1953 y fue la empresa automotriz en China. Hasta la década de los 90’s, la industria presentó un crecimiento acelerado, de tal forma que para 2005 comenzó a importar muchos de los vehículos que fabricaba, todo esto de acuerdo con el sitio Autos Chinos.

Debido a que FAW fue la primera empresa automotriz en China, se encargó de construir el primer vehículo, que fue el camión chino CA10, un camión pequeño con capacidad para 4 toneladas.

En 1991 firmó un convenio con Volkswagen AG, por el que pudo poner en marcha una fábrica automotriz con tecnología de punta para producir más de 150 mil unidades al año.

Para el 2002 ya comenzaba a producir automóviles junto a Toyota.  También en este año se unió a Mazda para la producción del modelo 6 de cuatro puertas.

Es entonces que FAW es una industria muy importante en su país natal China, donde se ha dedicado a fabricar modelos de los más famosos en todo el mundo, sin embargo no ha conseguido un buen éxito cuando se trata de llegar a otros países.

La razón es muy simple, todo se debe en gran medida a la falta de calidad, sin embargo, a continuación ahondaremos en el tema del fracaso de la industria China automotriz en México para determinar así ¿qué sucedió con FAW?

 

Coches FAW Elektra

Como ya había mencionado, FAW llegó a México de la mano de Grupo Salinas en el 2007, sin embargo y pese a los beneficios de tener un costo muy por debajo de los precios regulares y contar con las facilidades que otorgaba Elektra, no terminó de convencer a los mexicanos, por lo que en Septiembre de 2009 salió del mercado.

Muchas personas, sobre todo aquellas que se atrevieron a adquirir uno de estos autos pese a la falta de refacciones y mantenimiento especializado, atribuyen el fracaso de esta marca a la poca calidad de los vehículos.

 

La prueba de manejo que denotó la falta de calidad

Este hecho queda mucho más claro en el artículo publicado por Autocosmos, donde algunos de sus colaboradores probaron dos de los modelos que en ese entonces estaban en el mercado mexicano, estos eran el F1 y el F5.

La publicación se realizó en diciembre de 2008 y de acuerdo con este medio, estos modelos presentaban los siguientes precios en aquel año de 2008:

  • F1 Hatchback Básico: $69,900 pesos
  • Hatchback de lujo F1: $74,900 pesos
  • F1 Sedán Básico: $79,900 pesos
  • Sedán de Lujo F1: $86,900 pesos
  • F4 Sedán Básico $89,900 pesos
  • F4 Sedán de Lujo $96,900 pesos
  • F5 Hatchback de Lujo: $104,900 pesos
  • F5 Sedán de Lujo: $114,900 pesos

Por los precios, podemos darnos cuenta por qué FAW representaba una gran oferta para aquellas personas que no podían tener acceso a los modelos más económicos de las marcas más conocidas y populares en el país, por lo que en esta cuestión, cumplía con una de las grandes necesidades de los mexicanos.

Sin embargo en calidad no tanto, y esto quedó evidenciado en la prueba realizada por los colaboradores de autocosmos. Las pruebas de conducción se realizaron en el Autódromo Hermanos Rodríguez, donde se probaron tanto el modelo F1 como el F5.

En las pruebas, el F1 tuvo un desempeño poco agradable, pues de acuerdo con los conductores no ofrecía las garantías suficientes que se esperarían en los requerimientos de seguridad y confiabilidad.

Por otro lado el F5 se presentó como un un buen producto al nivel de otras opciones similares como el Tsuru o el Atos de Dodge.

 

¿qué sucedió con FAW?

FAW F1.

 

El nivel de seguridad el peor defecto

De acuerdo con los encargados de realizar las pruebas de conducción de los modelos FAW, el tema de la seguridad no es algo que sólo afecte a esta marca, otros autos populares en el mercado mexicano como el Tsuru tampoco tienen buenos estándares de seguridad, aunque esto no es asunto sólo de los fabricantes, sino de las autoridades.

Al final de esta prueba se concluyó que sólo el F5 sería el modelo capaz de competir con otros similares en el mercado, no obstante, la compra del auto chino debería tomarse seriamente y analizarse todos los pros y contras, como la falta de refacciones y mantenimiento.

Entonces ¿qué sucedió con FAW? Simplemente quedó evidenciada la falta de calidad, y a pesar de presentar un atractivo precio, no terminaron de convencer a la mayoría de los mexicanos del sector al que querían llegar.

A continuación, presentamos la tabla donde los colaboradores de autocosmos resumieron el desempeño de los modelos de los cuales hicieron la prueba de manejo:

 

Prueba de manejo FAW.

 

El fracaso de la industria automotriz China en México

FAW no es el único caso del fracaso de la industria china en nuestro país, pues en un artículo publicado por El Financiero se hace un recuento de los fracasos más importantes de China en México en el sector automotriz.

Debido a la gran atención que recibió la economía China durante los 90’s y principios del 2000, buscaron expandirse a los mercados internacionales, sin embargo en México no encontraron el éxito que buscaban.

De acuerdo con El Financiero, la primera muestra de los fracasos de la industria China en México fue la colocación de la primera piedra de la empresa china denominada ZXAuto, aproximadamente por el año 2003 en Tecate, Baja California.

La compañía desafortunadamente enfrentó problemas legales en Estados Unidos que le impidieron consolidarse en nuestro país.

Lo mismo sucedió con la planta de FAW que pensaba instalarse en Michoacán, donde también se colocó la primera piedra sin que terminara la construcción del proyecto ¿la razón? El Financiero la resume en un párrafo:

Declaraciones de consejeros de la Industria Nacional de Autopartes (INA), y del propio Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), evidenciaron que no se logró la continuidad de esta operación por motivos como la crisis económica internacional iniciada en 2008. También, porque los automóviles FAW sufrieron cuestionamientos del mercado acerca de su calidad.

Así bien, podemos darnos cuenta que el fracaso de FAW en México también se debió a los problemas económicos internacionales y por supuesto, a la falta de interés del mercado mexicano en sus productos.

 

¿qué sucedió con FAW?

El fracaso de la industria automotriz china en México.

 

Falta de calidad, el principal obstáculo para China

Por la misma época, Chrysler también tuvo una alianza estratégica con el grupo chino Chery sin embargo, después de analizar los vehículos que podían importar, se dieron cuenta que las unidades no cumplían con los estándares que en ese momento tenían en sus armadoras de México.

Con esto, caemos en cuenta que el miedo de los mexicanos a lo “hecho en China” era con justa razón, porque aunque se ofrecieran autos de poco valor, estos no cubrían las necesidades básicas del conductor, lo que a la larga resultaba un gasto mucho más alto de lo planteado al principio.

Sin embargo, de entre todos los fracasos chinos en México, una luz destaca siendo el caso de Giant Motors, proyecto que prosperó al ser fabricante de camionetas y camiones para la industria, pues esta empresa opera hasta la fecha.

 

¿qué sucedió con FAW?

Giant Motors, la excepción.

 

El regreso de FAW a México

Después del rotundo fracaso, en 2016 llegaron rumores sobre el posible regreso a México de esta marca de autos China. El regreso de FAW no se planeó de la mano de Grupo Salinas, sino de Slim, lo que prometía ser una gran oportunidad para la empresa China.

De acuerdo con El Financiero, Elias Massri, presidente y director general de Giant Motors México, tiene planeado ampliar la oferta de productos de su planta de camiones comerciales que se ubica en Ciudad Sahagún desde el 2006.

De Giant Motors, Inbursa es el principal inversionista, de ésta empresa que se dedica a la producción de camiones y camionetas. A continuación las palabras de Elías Massri, sobre el regreso de FAW a México a través de El Financiero:

Buscamos aprovechar un nuevo portafolio de vehículos compactos y subcompactos que FAW desarrolló en China en los últimos cuatro años como parte de una inversión de mil 500 millones de dólares que realizó en cuatro plantas en ese país. Seguimos analizando los modelos que podremos armar en México.

Dentro de las ventajas actuales que ofrece Giant Motors para que la segunda vuelta de FAW en México sea un éxito, destaca el hecho de contar con más de 25 distribuidores y centros de servicio autorizados para la venta y mantenimiento de las unidades, aunque todavía no se ha definido cómo saldrán a la venta estos vehículos.

Sin embargo, el temor de que FAW se esfume como la vez pasada queda aún latente, pues en 2009, más de 5 mil personas que adquirieron un vehículo de esta empresa se quedaron sin atención para el mantenimiento de sus unidades.

 

¿qué sucedió con FAW?

¿El regreso de FAW a México?

 

Conclusión

Hoy en día nos preguntamos ¿qué sucedió con FAW? Debido a que cuando llegó a nuestro país, la marca sorprendió al presentar autos altamente económicos, sobre todo porque al llegar de la mano de Grupo Salinas, el crédito automotriz se puso al alcance de los clientes de Elektra, muchos de los cuáles no podían comprar un auto de marcas más populares.

Es entonces que FAW llamó mucho la atención, sin embargo, conforme comenzaron a adquirirse los primeros modelos quedó evidenciada la falta de calidad de los modelos, sobre todo en el aspecto de la seguridad, que depende de las normas mexicanas y sus pocas exigencias.

Así que si bien la economía internacional no pintó bien para que FAW pudiera establecerse con éxito en nuestro país, es un hecho que el desinterés y la desilusión de los mexicanos con los vehículos fueron la principal razón del fracaso en nuestro país.

Esto nos lleva a pensar no sólo en ¿qué sucedió con FAW? sino más bien en ¿cómo serán recibidos los modelos de esta empresa en una segunda vuelta en nuestro país?

 

Nos interesa tu opinión

  • ¿Qué te pareció nuestro artículo sobre “¿qué sucedió con FAW?”?
  • ¿Cuál crees que sea la principal razón por la que la industria China ha fracasado en nuestro país?
  • ¿Manejaste alguna vez un modelo FAW?
  • ¿Qué opinas de un posible regreso de estos autos al país?

 

qué sucedió con FAW

 

Deja un comentario