Quiero Empeñar mi Auto Pero Soy Persona Moral

Si has pensado: “Quiero empeñar mi auto pero soy persona moral”, es momento de comenzar a buscar la mejor opción para obtener mayores beneficios por tu auto con la ayuda de Prendamovil.

 

La situación actual en nuestro país ha generado que muchas personas se interesen en otros medios de inversión o bien, de creación de bienes. Es por eso que muchos jóvenes principalmente, están enfocados en la idea de crear sus propios negocios, para de una manera u otra,  generar un mayor número de ingresos.

En nuestro país por lo menos la mitad de la población joven ya se ha animado a crear su propio negocio. Sin embargo es también verdad que de ese porcentaje, el 75% resulta fracasar en los primeros años por diferentes aspectos, entre los que podemos mencionar a la falta de un plan de negocios y un buen equipo de trabajo, mala calidad en el producto o servicio, y principalmente, podemos mencionar la falta de financiamiento para mantenerlo a flote.

 

Quiero empeñar mi auto pero soy persona moral.

Si tú eres un emprendedor que quizá no tenga en claro todo lo que respecta a un negocio y que además está fallando económicamente, quizá  te preguntas constantemente “quiero empeñar mi auto pero soy persona moral”, entonces sigue leyendo para conocer qué puedes hacer para mejorar esa situación.

Muchas personas tienen un negocio que apenas está comenzando o que probablemente ya lleve años, y como bien sabemos, muchas veces no resulta fácil poder mantener este tipo de responsabilidades, por lo que comienzan a buscar nuevas alternativas para poder llegar al éxito o mínimo mantenerse de pie en un mundo tan competitivo.

Es entonces cuando comienzan a pensar en “quiero empeñar mi auto pero soy persona moral” y la realidad es que hoy en día muchas personas siguen confundidas con ese término de “persona moral”, por lo que hemos decidido explicarles de manera general qué significa este término y cuáles son las responsabilidades de las mismas.

 

Personas morales

¿Qué es una persona moral? Según el diccionario digital “Significados“, es:

“Una persona moral o jurídica se designa por derecho a toda aquella entidad de existencia jurídica; que está constituida por grupos u organizaciones de personas; y que además es reconocida como una instancia unitaria con capacidad de ejercer derechos y contraer obligaciones.”

Es decir, las personas morales existen como una institución, por lo que carecen de existencia material o concreta. Éstas dan derecho para proporcionar reconocimiento a una entidad individual e independiente que tiene derechos y obligaciones como lo son las personas físicas.

Quiero Empeñar mi Auto Pero Soy Persona Moral

Fuente: Facturación-e.net

 

En sentido general, la persona moral es un organismo que está conformado y representado por un conjunto de personas físicas, tales como las startups. De este modo la persona moral debe de tener uno o varios administradores que actúe en su nombre.

La persona moral o también llamada jurídica es aquella que se constituye mediante un acto jurídico ante una autoridad, y que con el establecimiento de una escritura pública se establecen las normas y estatutos por los que estará regida, además de los derechos y obligaciones que poseerá.

Una de las características de las personas morales es que tienen domicilio, nombre, capacidad y patrimonio. Entonces las personas morales son: asociaciones, corporaciones, sociedades y fundaciones.

Es así que si tienes en la mente la idea o duda de “quiero empeñar mi auto pero soy persona moral”, debes de seguir leyendo para conocer qué es lo que puedes hacer para obtener un beneficio financiero sin tanto papeleo ni requisitos.

Quiero empeñar mi auto pero soy persona moral

 

Empeño de autos sin dejarlo

Teniendo en cuenta la situación financiera del país, actualmente muchas personas tienen la necesidad de conseguir por otros medios el apoyo económico para subsistir, y las empresas o startups no se quedan atrás. No hay que olvidar que una gran proporción de los emprendedores tienen la desdicha de fracasar en el camino.

Tal es el caso de Juan Morales, emprendedor que tuvo que pensar en la idea de “quiero empeñar mi auto pero soy persona moral” debido a una mala situación de su empresa. A continuación, conozcan la historia de lo que pasó con Juan y aprende de los errores de otros para evitar cometer los mismo.

Juan comenzó su historia de emprendimiento en el 2010 con una taquería en la zona Sur de la Ciudad de México y aunque al principio no fue nada fácil, poco a poco logró posicionarse dentro de los lugares más cotizados de la zona.

Es preciso mencionar que antes de que Juan decidiera crear su propio negocio, trabajaba en un restaurante de comida internacional en el centro de la Ciudad; Juan había estudiado para chef y tomado varias especializaciones, por lo que nunca le fue difícil obtener un buen empleo, principalmente teniendo en cuenta el alto índice de competencia que hay dentro del país.

Después de un par de años de haber trabajado en uno de los lugares más importantes de la Ciudad de México de comida internacional, Juan se dio cuenta de que amaba cocinar, pero no quería seguir haciéndolo para alguien más o para algún lugar que no fuera su propia empresa.

Así que fue en el 2009 cuando decidió invertir todo lo que había ahorrado en una taquería. Como era de esperarse, en un principio no sabía hacia dónde se dirigía, pues él había trabajado para estacionamientos ya establecidos pero nunca había creado el propio. Comenzó a buscar personas que ya contaban con experiencia e información en la creación de negocios; hubo mucha gente que lo apoyó, pero pocos consejos sirvieron debido a que aún no sabía bien hacia dónde iba su empresa.

El tiempo pasó y para el 2010, con el apoyo de muchas otras personas, Juan abrió su taquería con tan sólo una persona más a su cargo: el taquero. Él comenzó con la administración del proyecto y la verdad es que para no tener elaborado un plan de negocios, le comenzó a ir bastante bien, al punto de que al año, ya tenía a otras dos personas laborando para él.

El negocio fue creciendo y, como era evidente, las responsabilidades igual, así que tuvo que elaborar todo el papeleo para darse de alta en Hacienda y tener todo en regla, esto beneficiaba a tanto a Juan como a los empleados, ya que en consecuencia ahora tenían el derecho al seguro social y otros derechos laborales.

Esto quiere decir que Juan y su empresa se habían convertido en el sustento de otras familias, lo cual ameritaba un alto grado de responsabilidad, pues Juan siempre se preocupaba por ayudar a la gente de la mejor forma posible.

El tiempo fue pasando y a principios del 2016 Juan tuvo un problema financiero bastante grave que lo llevó a pensar en “quiero empeñar mi auto pero soy persona moral ”, aunque no estaba seguro si alguien lo podía ayudar con esta situación. La empresa corría riesgo y los trabajadores también.

Juan no paraba de buscar a alguien quien le prestara dinero para poder financiar y liquidar la deuda, pero lamentablemente no había alguien con la suficiente cantidad para poder ayudarle. Y entonces comenzó a pensar en la idea de cerrar, era algo realmente triste debido a que su éxito lo podía ayudar a salir adelante en poco tiempo.

Pero el dinero era algo que le urgía y no podía darse el lujo de reinvertir en su restaurante y taquería. Es necesario mencionar que el servicio del establecimiento de Juan era redondo, ya que en la tarde se ocupaba de servir comida bien elaborada a un precio justo y con un sabor excepcional y por la noche daba lugar a los tacos, unos de los mejores de la zona, por cierto.

Juan, triste y enojado por la situación, comenzaba a dar aviso de que la taquería cerraría por un tiempo, la gente comenzó a preocuparse y especialmente las personas que laboraban para él, pues como ya se ha mencionado, se había convertido en la persona que daba la oportunidad a sus empleados de llevar el sustento a sus hogares.

Fue entonces cuando una noche vio un anuncio en internet que decía que se empeñaban autos con un beneficio de hasta casi el 80% del valor de la prenda. Fue cuando “vio la luz” y decidió darle una oportunidad a Prendamovil; después de por supuesto ver que nadie más le ofrecía lo mismo que nosotros.

 

Casas de empeño de autos

En México hay muchas opciones para empeñar tus prendas, pero la realidad es que muy pocas empresas son confiables y seguras, por lo que mucha gente no se siente segura de utilizar estos medios como método para conseguir dinero de urgencia. Pero Juan fue demasiado inteligente y sensato al contactar a Prendamovil para ayudarlo económicamente, los mínimos requisitos para obtener el financiamiento fueron uno de los puntos que más atrajo a Juan.

La situación fue realmente rápida, pues las ventajas que brindamos en Prendamovil son las mejores. Conócelas enseguida y tú, al igual que Juan, anímate a solventar tus gastos de urgencia empeñando tu auto sin tener que dejarlo.

La ventaja número uno es que nosotros te ofrecemos hasta el 80% del valor de tu auto. Nuestros valuadores irán hasta la comodidad de tu casa para determinar el valor del porcentaje que se te podrá prestar, ésto dependiendo de las características del automóvil. Juan poseía un modelo del año 2011 cuando decidió empeñarlo con nosotros; lo que quiere decir que en Prendamovil aceptamos desde modelos 2005 hasta los más recientes.

Juan terminó seguro de que nosotros éramos la mejor opción, pues los requisitos de contratación son los mínimos, lo único que te pedimos es: una identificación oficial, factura original o secuencia de facturas, tenencias registradas, tarjetas de circulación, verificación y comprobante de domicilio.

Otros beneficios con los que contamos con: nuestra tasa competitiva, ya que el porcentaje de interés dependerá de las características de tu préstamo. Además nosotros no cobramos de más ni tenemos penalizaciones, así que si tú quieres adelantar pagos, no temas y hazlo cuando puedas, con Prendamovil no recibirás ningún tipo de penalizaciones si decides pagar antes de tiempo.

Si estás pensando en “quiero empeñar mi auto pero soy persona moral”; es esencial que busques a una financiera como Prendamovil que tenga refrendos ilimitados, esto quiere decir que podrás realizar refrendos tanto como lo necesites.

Mucha gente no puede obtener beneficios financieros debido a que se encuentran dentro de la lista negra del llamado Buró de Crédito, la realidad es que la banca tradicional no les ofrece créditos a las personas que han tenido un mal historial crediticio. Con Prendamovil no tendrás problema con ello pues no revisamos Buró de Crédito ni mucho menos requerimos de avales.

Nosotros nos enfocamos en hacer sentir a todos nuestros clientes seguros, por lo que absolutamente todos nuestros contratos están aprobados por la PROFECO.

Conclusión

Ser un emprendedor no es una tarea fácil, requiere de mucha dedicación y seguridad de saber que el camino no siempre será un camino sin barreras, pero sí uno que valdrá la pena, principalmente porque la satisfacción cuando uno se convierte en generador de empleos, no tiene precio.

Esto demuestra que tu negocio y tu idea es buena para mantener una estabilidad social y económica para uno mismo y por supuesto, para las personas que forman parte del proyecto.

Así que si tú eres una persona que ha decidido crear una startup, necesitas financiamiento y te preguntas constantemente en “quiero empeñar mi auto pero soy persona moral”, no dudes en comunicarte con nosotros para obtener información sobre las posibilidades a tus necesidades y para obtener el beneficio económico de forma inmediata.

 

Nos interesa tu opinión

  • ¿Te ha quedado clara tu duda “quiero empeñar mi auto pero soy persona moral”?
  • ¿Has pensado en emprender tu propio negocio?
  • ¿Necesitas financiamiento para poder lograrlo?
  • Comunícate con nosotros para poder obtener hasta $5,000 de regalo si empeñas hoy mismo.

 

cuidado de tu auto

 

Deja un comentario